“Chota mía, lo que te da carácter
son tus hombres eficaces como tiro de fusil
y tus mujeres ágiles con ternura de torcaz”..

Anaximandro Vega M

9/27/2014

Semanario Chotano de Opinión
“AMOR Y LLAGA”
Año XVII N° 543– Setiembre 28 de 2014
Editores
Fernando Vera Vásquez
José López Coronado
Carlos Campos Vásquez
Asesor Legal:
Dr. Andy Willam Guevara Acuña
Redacción y Publicidad:
Oxmar López Irigoín
José López Irigoín
Editorial:
ELIJAMOS BIEN PARA NO QUEJARNOS DESPUÉS

Ahora que Julón ha regresado (con resolución del poder judicial para que reinicie su proceso por lavados de activos, pero no del JNE para rehabilitarlo como alcalde de Chota), podemos aseverar lo siguiente. Primero, se ha evidenciado que el poder judicial y el ministerio público son mercancías sometidas a la ley de la oferta y la demanda, tal como el rasurador, el desodorante o el papel higiénico. Segundo, que al permitir que retome su función de autoridad, los chotanos hemos olvidando que las rondas campesinas, nuestro orgullo internacional, surgieron para combatir a los ladrones, chicos y grandes, lucha que le dio transcendía histórica y vigencia político–social a  esta organización últimamente impasible. 
    Ahora que estamos en un proceso electoral, cabe recordar que somos un pueblo con un pasado glorioso, pero también con un presente vergonzante, y un futuro que, lo advertimos hoy, será siniestro si Chota elige al candidato millonario. Pues, Julón y Dache Ticlla son personajes gemelos, ya que ambos son camioneros, iletrados para el conocimiento profesional, después empresarios millonarios, pero con malas artes. Uno ya fue el peor alcalde de Chota y el otro lo pretende como candidato del MAS.
Si el pueblo elige a este candidato el próximo domingo, esta historia negra de alcaldes incapaces, corruptos y corruptores se repetirá. Esta es la dialéctica fraudulenta de Patria Roja, el partido que lo ha encumbrado. Ésa será la triste herencia que nos dejen, sin más explicación que su táctica del “nuevo rumbo” y su estrategia “revolucionaria” de reelegir al MAS en el gobierno regional.
Cualquier otro candidato en contienda es para Chota el mal menor. Pero, antes de elegir los chotanos debemos tener presente los problemas que nos aquejan, para no volvernos a quejar después como viejas plañideras. Debemos tener una autoridad que merezca nuestro apoyo y nuestro respeto, y no vivir avergonzados de quien nos represente ilegítimamente. 

Actualidad:
PELIGROSA RECTA FINAL
Fernando Vera Vásquez

Esta es una semana definitiva y crucial, con resultados previstos, pero sin futuro. O mejor dicho con futuro incierto para Chota. Un “todo puede pasar” tímido, riesgoso, frustrante o quizá esperanzador. No hay nada que augure aún (ni las encuestas amañadas) el victorioso de las elecciones municipales del domingo.
Por supuesto que para algunos es una victoria política. Pero, sobre todo, es una victoria económica y estratégica, pues las arcas municipales son un verdadero y codiciado botín, al que los advenedizos llegan con la única intención de desvalijarlo y hacer de la gestión municipal un negocio turbio y pestífero.
Si bien las autoridades elegidas pueden catapultarse electoralmente. No puede decirse lo mismo de su legitimidad, porque no son producto de una elección limpia, transparente, realmente democrática, sino, más bien, el resultado de una anomia social, del descrédito de la política, del abuso del poder, de la corrupción consentida y el beneplácito de los ignorantes.
 De modo que ingresamos a la recta final de las elecciones con pocas esperanzas y muchas dudas. Los que ayer predicaban, siguiendo a Mariátegui, la política como pedagogía, no han hecho nada más que ensuciar con heces el legado del gran pensador peruano. ¿Quién puede creer ahora en esos revolucionarios de papel (higiénico)?
Y una pregunta final: ¿por qué los chotanos tan afamados de rebeldes y libertarios, reconocidos en el ámbito nacional como valientes y corajudos luchadores contra la injusticia y la corrupción permitimos está afrenta contra nuestro propio honor y dignidad?

Voces:
LA DIGNIDAD NO TIENE ESPERANZA
Carlos Campos Vásquez

Nuestro país no sólo es un país fracturado y frustrado, sino, como lo afirma sabia y dolorosamente Gonzales Prada, “El Perú es un organismo enfermo: donde se aplica el dedo brota el pus.” Somos un país derrotado. Y no por los siglos de colonialismo español, porque ahí están vivos la cultura, el arte e idiomas originarios. No la cruenta Guerra del Pacífico y otras cuantas más que perdimos con diligencia y sin aspavientos, incluidos territorios, porque aún somos. Menos las insurrecciones de los sesentas y posteriormente las de los ochentas, violentas, mesiánicas, política y sociológicamente explicables del MRTA y Sendero Luminoso. 
No nos aniquilaron de un balazo ni a traición. Fue de frente, mirándole el rostro al perpetrador. Pasmosamente lento y con nuestra complacencia. Día a día, año a año, de generación en generación. Así fueron torciendo imperturbablemente nuestro aliento de pueblo. Ese orgullo de descendientes briosos. No tuvieron prisa. Tampoco compasión. Lo que no hizo el coloniaje, la república, esa república aristocrática que debería salvarnos y luego la de los de patanes y mafiosos que gobiernan hasta hoy, terminó su abyecto trabajo de sumirnos en la más ignominiosa de las sombras. Ahora, casi sin esperanzas, sólo esperamos lo peor: un indigno entierro en fosa común. O el milagro de un abrupto despertar nacional. Lo poco que subsista de dignidad y rebeldía en los agonizantes, se subleve e intente salvar este país del sudario.
La expresión más cruel de esta derrota es lo que la prensa de los triunfadores nos muestra, el resultado final de su obra maestra. Ese espejo en el que nos miramos ya sin rubor. El 50% de electores votaría por “un candidato que roba, pero hace obra”. Un presidente preso por ladrón y asesino, pero que su ilustre heredera y colaboradora puede ser la futura presidenta de este absurdo nacional. Otro megalómano que apela a sus malas artes en un poder judicial partidario para evitar ser investigado por enésima vez sobre sus tropelías presidenciales y que aspira a gobernar una tercera vez. Elecciones que se pierden no en las ánforas si no cuando los elegidos se instalan en el sillón de Pizarro traicionando sus promesas. Camaleónicos políticos de pacotilla, felones, narcos, ladrones, empresarios mafiosos instalados impúdicamente en todo el aparato estatal para engullirlo.
Chota, esa extremidad serrana igualmente corroída por este germen anaerobio que la ha convertido en disoluta, recibe con complacencia el regreso de un corrupto, el mismo alcalde que fuera sentenciado, pero luego sospechosamente revivido por el mismo poder judicial que salva al reincidente Alan García. Nadie abre la boca para bostezar su pasmo (salvo este semanario modesto pero implacable). Además, la población se apresta a elegir sin remilgos al nuevo alcalde que trae un equipaje lleno de trucos y fechorías de sus antecesores, ese herencia tan republicana y muy, muy corrupta. De norte a sur, de este a oeste, la dignidad no tiene esperanza en este país prostituido por la mala leche de los que siempre gobiernan. Salvo, digo, salvo, como lo manifesté líneas arriba, despertemos y nos revelemos apelando a esa pizca de indignación que sobrevive aún en nuestra humanidad. Si no, estamos condenados a pervivir miserablemente en este oleaje de pus que estos señores fabricaron con nuestra mano de obra gratuita y la más dócil de las aquiescencias.

Al grano:
José López Coronado
Urticante como ortiga
está tu columna Al Grano
porque quiere que el chotano
sepa muy bien lo que diga
y lo que haga y lo que siga,
que si ha errado por humano,
no lo vuelva en juicio sano
y siga persona amiga,
pero si opta y nos castiga
con agravio, es chabacano,
mejor es darse la mano,
que a la amistad nos obliga.
o 0 o
Tal su condición, los que lo vieron aseguran que el lunes 22 Juldrón (nombre compuesto por su nombre y su oficio) bajó taimado de un camión que transportaba ladrillos. No con la señoría de su envestidura, que él mismo la hace ilegítima, sino con la miserable condición de un prófugo. Así ha retomado la municipalidad de Chota, por asalto, como un choro de barriada. Y así quedará en la historia de Chota.
o 0 o
Pero los chotanos dignos trajeron un fiscal para que constate el asalto. La autoridad dicen que titiraba como la gelatina floja. El asaltante había desarrajado puertas y escritorios. Y a punto de soberbia y de chantajes, despachó memorandos para cambiar a los funcionarios de la alcaldesa. Lo mismo que un patrón de viejo cuño y uña larga. Fue seguido por otros personajes de la misma condición. Ahí están, como las pobres señora de baja policía, los ronderos Edilberto y Pascual de la combativa base de Lingán, arrodillados, sumisos, sátrapas.
o 0 o
También el inefable profe Alindor Ruíz que funge como gerente de desarrollo económico. Con razón rebuznó cuando el patrón cascorvaba. Lo mismo hizo Eler Núñez que se cuelga de la teta de servicios públicos, así como mamaba con la clonación corrupta de certificados de defensa civil. Pero rata de dos patas gigante es ese Tomás Farfán, quien no dio cuenta del medio millón que embolsicó en esta gestión que ha regresado.
o 0 o
De gerente de desarrollo social también está otra alimaña. El tesorero es José L. Sandoval, traído de Chiclayo, pero que fue el mismo contador que fugó de la misma gestión, abandonando su puesto, sin entregar el cargo. También les acompaña Matías Díaz S. ¿Merecen tal función? Mejor deberían bailar esa canción de moda que dice ratas, tas, ratas, tas.
o 0 o
Tampoco se ha quedado atrás el ex gerente que nunca dio cuenta de sus viáticos. Iván los pasos perdidos, el tocayo del regidor que quiso que lo nombrasen como regidor y que tampoco ha dado cuenta del dinero del pueblo que tuvo a su disposición. Del otro regidor que osó contra su padre, ni hablar, es un lacayo orgulloso de su empacho. Todos se mueven al ritmo del ratas, tas, ratas, tas. Así disfrutan estos tipejos su fiesta de la desvergüenza.
o 0 o
Pero el jueves por la tarde un grupo de chotanos se apostaron ante el palacio municipal para exigirle a Juldrón que rinda cuentas, pero dicen que el machazo del alcaldejo escapó disfrazado de hembrita. Es posible que haya usado sostén y calzón para parecerse mejor.  Antes, claro ordenó pagaran a una de las empresas que aduce que le debían por haber construido grandes obras fantasmas. Tal para cual. La policía, en tanto, que nunca pudo detenerlo, ahora lo resguarda. El honor es su divisa.
o 0 o
Los chotanos indignados permanecieron hasta el viernes por la tarde. Juldrón habría ido al JNE a comprar la resolución que lo habilite de  nuevo como alcalde. Por eso en la municipalidad nadie fue a trabajar sino hasta mañana lunes. Es posible que regrese expedito, pero todo saben que su banda toca y baila el ratas, tas, ratas, tas ratas, tas. ¿Y los partidos políticos? Con su silencio se hacen cómplices. ¿Por qué no se pronuncian?
o 0 o
Pero también es bueno registrar acciones plausibles. Entre otras, cuando en la grabación se escucha que Juldrón le ofrece al abogado Aníbal Fustamante pagarle por adelantado 7 mil soles mensuales por sus servicios, es decir que continúe como asesor jurídico, por 21 mil soles hasta diciembre Este buen chotano se negó. No hago por plata sino por amor a mi pueblo, yo tengo bien puesto mi apellido, le habría contestado. Es decir, no quiso ser cómplice de esta banda de ratas, tas, ratas. Claro, este paisano profesional es buen cholo. Dicen que toma avena tres ositos. Y merece nuestro aplauso.
o 0 o
Ante tanta carroña en la gestión de Juldrón, el pueblo a través de sus organizaciones populares dignas, debe exigir al candidato ganador o que resulte elegido, intervenga con el apoyo de todos los electores a las cuentas de la municipalidad. As, el poco dinero de Chota que todavía le pertenece, se salve del saqueo de estos cuatreros. En todo caso que este saldo pasen al presupuesto municipal del año 2015.
o 0 o
Para variar, la pugna en la UGEL, continúa. Chota debe, por eso, merecer el premio Gines internacional. Tiene dos directores en educación. Al director de salud el congresista chotano en ejercicio le ha recetado “ubicaína”, porque eso inubicable. También hay dos alcaldes.  Y diez candidatos que quieren serlo. De todos, el que será igual que Juldrón es el camarada Coca Dache Ticlla, camionero, incapaz, corrupto y militante de Patria Roja.
o 0 o
Criterios:
¡QUIERO DINERO! ¿ME DISFRAZO DE ALCALDE?
Paolo Pérez Puelles

La corrupción no sólo es una deformación de los hábitos, es además, y lo que es peor, la forma más mezquina e injusta en que un ciudadano que tiene acceso a las arcas del estado, no contribuye con ese capital político y monetario a mejorar las condiciones de vida de sus conciudadanos.
“En mi cargo municipal… pienso, pienso ¿Qué hago para hacerme de un billetito extra? Primeramente recurrir a amigos testaferros, ellos se presentarán a las licitaciones representando a mis empresas, yo facilitaré la elección de éstas desde mi cargo municipal, en agradecimiento a mi cuadrilla le haré ganar un suculento porcentaje. Y ahora como hago dinero rápido y fácil: mmm ya sé, ¿Una posta médica para las poblaciones alejadas? No, mucho trámite y se gana muy poca plata; ¿Una carretera para que los campesinos saquen sus productos y mejoren sus ingresos económicos? No, muy complicado, demasiada competencia; ¿Infraestructura escolar para que todos tengan acceso a educación? No, muy poca ganancia y además se instruirían, así, cuando me lance nuevamente ya no votarían por mí, ¿Un parque infantil? No, allí sí que se gana muy poca plata, además los niños no votan; ¿Proyectos artísticos y culturales? No, no y no, allí no se gana nada de nada, además ya somos un pueblo culto, educado y sensible al arte, por eso los embriago de sangre y alcohol 7 días al año para que los otros 358 no me jodan, y por cierto, siempre se puede sacar alguito de estas festividades. ¿Qué hago entonces? ¡Ya sé! Gracias diosito por iluminarme, haré un monumento color azul de un ancestro mío, remodelaré la plaza de armas con computadores en todas las banquillas y techaré con vidrio todas las calles, ja, soy lo máximo, allí sí que ganarán dinero mis empresas”.
Soy un convencido de que Perú ha mejorado considerablemente y puede seguir haciéndolo, pero tiene un problema gigantesco que lo carcome no desde afuera, no desde los vecinos, no desde los viejos complejos, si no, desde adentro, desde su entraña misma. la corrupción, esa que no permite que se realicen obras de impacto social en las diversas regiones del país para que estas también progresen; esa que hace que desaparezcan a mitad del camino millones de soles que bien invertidos podrían acercar las brechas sociales; esa misma que no ha permitido que desaparezcamos el analfabetismo y la desnutrición crónica, en fin, esa corrupción que permite que empresas transnacionales puedan instalarse en nuestro país sin respetar el ecosistema y la identidad de la nación.
¿Qué hacer? ¿Quizás esta generación ya está perdida? ¿Educar a los niños de hoy para no lamentar cuando el corrupto de mañana le robe al país la oportunidad de progresar?

Reflexionando:
LA FECHA EXACTA DE LA BATALLA DE EL CARCAMO
Juan Lozano Cubas

Los últimos acontecimientos políticos ocurridos en nuestra ciudad nos han hecho olvidar este hecho importante para los chotanos: La Batalla del Cárcamo. Ocurrió en ese escarpado lugar ubicado en el distrito de Miracosta, el 18 de setiembre de 1883. Así lo ha documentado el historiador, coronel del Ejército Peruano Segundo Rojas Gasco.
En la ley N° 23955, del 27 de octubre de 1984, que declara Héroe Nacional al vencedor de la batalla, el Coronel Manuel José Becerra Silva, por un error mecanográfico se consigna como fecha de la batalla el 28 de setiembre. Pero fue, repito, el 18 de setiembre de 1883, cuando los peruanos derrotamos en El Cárcamo a los chilenos en el contexto de la Guerra del Pacífico. Con ello se demostró que los chotanos de entonces, al mando del coronel Becerra, salvaron el honor nacional.
Para subsanar este yerro, el congresista Segundo Tapia Bernal presentó en mesa de partes del Congreso de la República el proyecto de Ley N° 2507 con fecha 19 de setiembre de 2013. En él se plantea la modificatoria de diversos artículos de la Ley N° 23955, en cuyo artículo 1° se lee:“Declárese Acción de Gloria para las Armas Peruanas la Batalla de El Cárcamo, que tuvo lugar el 18 de setiembre de 1883, en el distrito de Miracosta de la Provincia de Chota, departamento de Cajamarca”.
Los artículos 2 y 3 repiten lo mismo de la ley original, pero en el anteproyecto de modificatoria se incluye, además, un 4° artículo, que dice:“Encárguese al Congreso de la República la publicación, en el portal del Congreso de la República, la biografía del Héroe Civil Nacional Don José Manuel Becerra Silva”. Sin embargo, han pasado un año y la Comisión de Educación, Juventud y Deporte del congreso, a la cual se le pasó para “su estudio y dictamen”, hasta ahora no se ha pronunciado, a pesar que esta nueva ley modificatoria, al parecer, no demanda presupuesto alguno, salvo el de su publicación en el Diario Oficial El Peruano.
Este hecho y la fecha exacta de La Batalla del Cárcamo y su significado se deben enseñar en las aulas, especialmente chotanas. Ese es nuestro paradigma de chotano, patriotismo y dignidad. Si se lo ignora, se lo olvida, pero si se lo conoce, se celebrará siempre con orgullo.

El Breve Narrar:
ELEGIR
Javier Lerena Castillo
Hasta existen chistes acerca de la superstición. Si sueñas rata, dice uno de ellos, es porque te van a robar. Pero si sueñas abogado, es porque ya te robaron sin que te hayas dado cuenta.
La realidad ha cambiado y la superstición también. Ahora si sueñas con abogado, es porque te van a robar. Pero si soñaste con el alcalde, es porque ya te robaron en tu propia nariz.
Si no sabes elegir, no eliges autoridad, sino a tu propio ladrón. Por eso, averigua bien quienes son los candidatos. Todo aquel que invierte millones, tiene que recuperar su capital y, además, el interés equivalente al monto total. 
EL ALUMNO  Y EL MAESTRO
Ruth Isolina Vásquez Cabrera
Un alumno quería aprender esoterismo de un gran maestro.
Insistía mucho para que lo reciba en su clase a lo que el maestro se negaba una y otra vez
–Maestro es deber enseñar al que lo desea de corazón!
–No, no lo haré, no insistas!
Un día, mientras el maestro caminaba a la orilla del río que tenía la ciudad, apareció el alumno, y le dijo:
–Creo que es el momento de que me enseñes Maestro...
–Ven. Acércate.
–Le dijo el maestro mientras él se aproximaba al agua del rio
–El maestro tomándolo de la cabeza lo sumergió en el agua un tiempo prudencial, cuando el alumno sentía que se ahogaba comenzó a rasguñar los brazos del maestro, y cuando este lo hubo sacado le preguntó, ¿qué pensaste cuando te estabas ahogando?, acaso pensaste en tu familia? y el alumno después de haber tomado aliento respondió ¡NO!
¿En tus amigos?
–No.
¿Entonces qué era lo que pensabas que necesitabas?
–Tenía hambre de Aire, Oxígeno.
–Ah!
Entonces cuando tengas esa misma hambre por aprender ese día te enseñare.











GRUPO CULTURAL WAYRAK
31 AÑOS FORJANDO CULTURA